¿Qué es CPM y para que sirve?

Entre las siglas frecuentes y constante en el ámbito del marketing digital, el CPM destaca por su significado y por su utilidad. Se trata del Coste por mil, uno de los conceptos relevantes en tema de publicidad online.

En este artículo queremos ayudarte a conocer este aspecto de la publicidad online, porque en algunas campañas será conveniente aplicar el coste por mil, sobre todo en la publicidad destinada a mejorar o posicionar tu branding.

¿Qué es CPM y para que sirve?

El coste por mil es un tipo de publicidad que puedes implementar para una tienda online, o para servicios, como los servicios de un contador público, abogado, e incluso de marketing, entre muchos más.

Sigue leyendo y conoce más sobre el CP/M o coste por mil y su relevancia en la publicidad online.

¿Qué es el coste por mil y en qué consiste?

El coste por mil también se conoce en su forma más descriptiva como el coste por mil impresiones. Significa que si lanzas un banner publicitario, pagas por las visualizaciones que este genere.

Es uno de los modelos de pago de la publicidad online, que se puede aplicar a objetivos específicos.

Con el sistema de coste por mil impresiones tu empresa paga una cantidad ya pactada o prestablecida por cada mil impresiones que tu banner publicitario o que tu anuncio en general reciba.

De manera que no se contabilizará por los clics que hagan los usuarios sino por las veces que el anuncio se haga visible para ellos.

Ahora bien, la pregunta es que si el CPC genera interacción, por qué entonces es popular el coste por mil, si no genera interacción, si no garantiza el tráfico hacia el enlace.

Es uno de los modelos más utilizados y extendidos porque garantiza que tu marca sea visible para tu público objetivo.

Esto quiere decir que el CPM es como el rascacielos de la publicidad paga, porque permite que se haga visible tu marca y sea reconocida en un nicho de mercado.

Por tanto, el CPM no está pensado para objetivos concretos, como conversiones para una landing page, como ventas de un producto o servicio, o como incluir leads en una base de datos, tampoco garantiza visitas, sino que es ideal para poder generar la autoridad de la marca.

El objetivo de autoridad, visibilidad y reconocimiento es muy necesario en ciertas etapas de la marca, sobre todo cuando se quiere conquistar un mercado.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que el CPM es un modelo en el que pagas por impresiones y no por alcance. Es decir, el alcance garantiza más número de usuarios alcanzados, mientras las impresiones el número de veces que un grupo de usuario ha visto el anuncio, por tanto si un mismo usuario ve el anuncio 100 veces, se contabiliza 100 impresiones.

Entonces, si las estadísticas muestran 1000 impresiones, no son 1000 usuarios alcanzados, sino 1000 veces mostrado el anuncio. Aun así sigue siendo un modelo útil para causar reconocimiento de marca.

Diferencias entre CPM y CPC

Anteriormente hemos mencionado el Coste por mil, como otro de los modelos más populares en cuanto a publicidad online. Vamos a abordar las diferencias fundamentales entre estos dos modelos.

En primer lugar, mientras el CPM es una forma de pagar anuncios online por cada vez que se ve el anuncio, o mejor dicho por cada vez que el anuncio se muestra mil veces, el coste por clic no supone el pago por las mil veces que se haya visto el anuncio.

En el Coste por clic el anuncio puede ser visto 10mil veces y aun así ese número no influirá en el pago, porque lo que influye son la cantidad de usuarios que hacen clic de esas 10mil veces que se ha mostrado el anuncio.

El objetivo de estos dos modelos de pago por anuncio online es otra de las diferencias fundamentales, ya que en el caso del CPM el objetivo está relacionado con las campañas de branding, por eso el número de impresiones es importante.

En cambio, en el caso del CPC el objetivo se relaciona con la conversión, con el tomar acción del usuario, por lo tanto el número de impresiones o visualizaciones no es relevante, sino las conversiones en sí.

¿Cómo se calcula el CPM?

Esta fórmula es sencilla, así que te será muy fácil calcular el coste por mil, se puede decir que es uno de los modelos de pago por publicidad online más fáciles de calcular.

La métrica se calcula al dividir el costo de colocar la publicidad entre el número de impresiones que genera el anuncio pautado. Este número de impresiones debe ser en cifras de miles.

De hecho, el CPM se considera de mucha utilidad para acciones como evaluar los costes globales de las campañas de publicidad online, y como la comparación de la eficacia relativa de la publicidad y de los medios de comunicación.

Para qué sirve el CPM

Aunque en los párrafos anteriores hemos dado pista sobre el para qué sirve el Coste por mil impresiones, es necesario puntualizar y señalar con exactitud para qué sirve.

En este sentido, el Coste por mil impresiones sirve para poder establecer los precios a la hora de querer hacer mediciones de la afluencia de uno o más banners publicitarios.

Se le puede considerar como el método de la ruta crítica, porque permiten conseguir también la determinación de cuáles son los anuncios más efectivos, debido a que se pueden medir las visualizaciones y comparar con las acciones que generan.

Ahora bien, también puede decirse que el CPM sirve para lograr un alcance masivo, y cuando el objetivo no tiene que ver con un alto ratio de conversiones.

Por lo tanto, el CPM no es rentable para conseguir clientes, pero sí lo es para el caso en el que se quiere conseguir reforzar la presencia online de la marca, o de un determinado servicio o producto.

Así que ten en cuenta toda esta información a la hora de decidir cuál será el modelo de pago por publicidad online al que recurrirás.

Apóyate en una agencia de marketing para conseguir un mayor posicionamiento.

Rating 4.5/5(9 valoraciones, para valorar debe estar registrado)